Stephen Hawking: Una mirada desde su aporte a la enseñanza de las ciencias

2DA ESCUELA DE PADRES : SEXUALIDAD
27 Marzo, 2018
¿Sabemos cómo hablar de sexualidad con niños y jóvenes?
11 Abril, 2018

Stephen Hawking: Una mirada desde su aporte a la enseñanza de las ciencias

Hawking no solo fue uno de los más grandes científicos del último siglo; su vida y sus libros lograron que muchos jóvenes decidieran su proyecto de vida alrededor del estudio de las ciencias naturales

Los miembros de la Real Academia de Ciencias de Suecia seguramente tuvieron sobre su escritorio muchas veces el nombre de Stephen Hawking como candidato al Nobel de física. Sus extraordinarias investigaciones sobre los agujeros negros donde planteó de manera brillante la relación entre la teoría de la relatividad y la teoría cuántica, dos paradigmas que aparentemente se contradicen entre sí – inconmensurables en palabras de Kuhn – pero que en la teoría de la radiación de Hawkimg se acercan en sus predicciones, permitiendo  dar nuevas dimensiones a las explicaciones cosmológicas del origen del universo, deberían haber sido suficientes argumentos para haberle otorgado el premio Nobel a uno de los más importantes científicos de nuestra época reciente.

Pero no; dado que sus investigaciones estaban enmarcadas en la física teórica, en experimentos mentales, aun no hay la suficiente evidencia empírica para que los sabios del Nobel lo hayan considerado merecedor de este premio. Igual le pasó a Albert Einstein, quien nunca ganó el Nobel por su extraordinario aporte a la física como fue las teorías de la relatividad general y especial, sino por una investigación que, en comparación con estas teorías, es de menor calado (el estudio del efecto fotoeléctrico).

Pero seguramente que la radiación de Hawking va a ser comprobada experimentalmente muy pronto con las investigaciones que se están haciendo sobre las ondas gravitacionales recientemente detectadas y ya no podrá otorgársele el Nobel, este premio no se entrega de manera póstuma. A pesar de ello, Stephen Hawking pasará a la historia como uno de los más grandes científicos de los siglos XX y XXI.

Pero, quisiéramos en estas líneas afirmar con toda certeza que el aporte de Hawking no solo fue a la física sino a la enseñanza de las ciencias naturales. Los profesores de ciencias nos vemos ante la encrucijada pedagógica de imaginarnos cómo acercar el estudio de los fenómenos de la naturaleza sin disminuir el rigor científico que esta tarea acarrea. Y mi experiencia  me ha permitido llegar a la conclusión que  Hawking fue y seguirá siendo un aliado nuestro en lograr este cometido.

Desde que inicié mi labor como docente de ciencias en el Instituto Alberto Merani, hace ya dos décadas, incluí en las lecturas que entregaba a mis estudiantes adolescentes el libro La historia del tiempo como fuente para comprender los detalles de la mecánica cuántica y la mecánica relativista sin la pesadez de la formulación matemática pero con el suficiente rigor para que los estudiantes comprendieran las maravillas del universo que nos rodea.

Posteriormente, fui incluyendo otra selección de lecturas del extenso material bibliográfico de Hawking y puedo asegurar que este extraordinario personaje de la ciencia fue mi mejor aliado en la maravillosa travesía pedagógica que se tiene el caminar por los senderos de la ciencia, de tal suerte que la mayoría de mis estudiantes lograron comprender los fenómenos del universo y algunos lo asumieron como su proyecto de vida entrando a estudiar carreras profesionales en el área de las ciencias naturales.

Un ejemplo claro de su aporte para entender mejor las ciencias lo puedo encontrar en la explicación de la posible manera de lograr una teoría que unifique los dos paradigmas dominantes de la física, la mecánica cuántica y la teoría relativista. Y esta se encuentra en la manera como sus teorías permiten acercarse a explicar lo que sucede en el fenómeno denominado singularidad, donde las predicciones de la relatividad por si solas no dan razón de lo que en ella acontece pero que asumiendo los postulados de la teoría cuántica puede llegar a tener significado los posibles sucesos que ocurren en ella. Hawking nos ayudó a entender mucho mejor este fenómeno.

Sí; Hawking no solo debe ser homenajeado ahora póstumamente por sus aportes a la cosmología y la física en general, sino por haber sido el cómplice de mucho docentes que decidimos incorporar sus libros en nuestras clases de bachillerato, donde explicó de manera clara, concisa y comprehensiva los fenómenos a veces confusos de la naturaleza; pero sobre todo porque logró que docentes y estudiantes nos volviéramos unos enamorados de la ciencias naturales.

Honores al gran Stephen Hawking, con la certeza que él seguirá vivo en las aulas de clase y en los corazones de miles de niños, niñas y adolescentes en todo el mundo que gracias a sus libros entenderán mejor este mundo y algunos decidirán seguir sus pasos volviéndose científicos que le aporten a nuestros países que tanto necesitan de mentes brillantes como la suya.

*Directivo del Politécnico Gran Colombiano

Por *Jhon Jaime Marín

Tomado de: www.semana.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *