Portada

Compartir en:
Logo Ícaro
ÍCARO
AULA DE ÍCARO IAM


El odio


El odio es amplio y ambiguo, es imposible relacionarlo con un solo sentimiento o emoción. Odio no poder expresar mis odios internos; me quema no poder expresarlos, es una rasquiña en lo más profundo de mi mente. Creo que no sólo odio mi incapacidad para poder expresar mi odio, más bien, creo que odio no poder expresar mis sentimientos, aunque no sepa por qué me siento incapaz. Definitivamente, no hay carga más pesada que no poder expresar lo que siento, aunque parece simple ignorar y hacerse el ciego.

No solo odio mis emociones, odio mis sentidos, odio lo que he escuchado, lo que he visto, lo que he tocado, lo que he oído y lo que he probado. En algunos momentos, prefiero vivir privado de mis sentidos, si es que a eso se le llama vida. Odio mis ojos, puesto que sé qué algo anda mal en ellos, pero a la hora de ver no sé qué es lo que pasa. Odio mis oídos y ser un conejillo de indias. Odio tener que odiar, pero es un intento de aliviar las cicatrices.


El amor



Amo la música, es la manera más bella que he encontrado para decorar el tiempo. Amo mis oídos, y amo lo que me han permitido escuchar. Amo el blues, amo el jazz, amo el rock, amo la salsa, amo todas estas expresiones tan llenas de sentimiento, tan amplias y hermosas. Amo lo que he experimentado y quiero seguir descubriendo todo cuanto mis sentidos lo permitan. Me amo. Y creo que no podría seguir aquí si no me amara.

Amo la simpleza de los pequeños momentos, como jugar fútbol con mi hermano, como el saludo de mi perro. Amo sentir que he hecho las cosas bien, sentirme tranquilo, calmar esa rasquiña ansiosa, pero seguir con ganas de seguir adelante.


ODIO

Odio 1

Odio 2

AMOR

Amor 1

Amor 2