CICLO PROYECTIVO

Letras irreverentes: la posmodernidad en el rock

Nivel 3 de Prospectivas sociales y Categorías filosóficas II
Portada

Compartir en:
Logo Ícaro
ÍCARO
EXCELENCIA IAM


“El rock no solo es una revolución artística en la música, sino también en la vida, en la moral. Su acción transforma el comportamiento humano y social, destruyendo y creando valores, modificando las modas, las costumbres, los sentimientos, el sexo. En una palabra: la realidad.”
Los años 60. Álvaro Tirado Mejía. Tomado de Gonzalo Arango.

¿Cómo se ve representada la posmodernidad en el rock? El rock surgió en la década de los 50 en Estados Unidos como la evolución del rock and roll. Más tarde, gracias a la radio y la televisión, se convirtió en un género globalizado y en el símbolo juvenil de la irreverencia. El rock caló mayormente en los jóvenes que, como menciona Álvaro Tirado Mejía en su libro Los años 60, “acá como allá, sectores de la juventud estaban desarraigados, no se identificaban con los valores de sus mayores y de su sociedad y se espantaban ante un futuro que no veían muy promisorio, pero los festivales lograron reunir jóvenes de distintas regiones y distintos orígenes”. El rock surgió en contraposición a una sociedad regida por los ideales de la Modernidad, en la cual primaban la racionalidad, la organización, la uniformidad y la idea de que existe una verdad absoluta.

A raíz de la inconformidad y descontento de los jóvenes con la autoridad, la guerra de Vietnam y la desigualdad de derechos, el rock se volvió una de sus mayores y más fuertes formas de protesta ante una sociedad que por primera vez los reconocería como un sector autónomo y ya no simplemente como la transición de la niñez a la adultez. El rock marcó un antes y un después no sólo en la historia de la música, sino también en la moda, en la libertad sexual y en la forma de percibir la guerra y la política. Es por esto que en el rock se evidencia, en ciertos aspectos más que en otros, la aparición de la Posmodernidad, un movimiento cultural y filosófico con fuerte influencia en el arte y el pensamiento crítico a partir de 1960 hasta la actualidad, que se caracteriza principalmente por la actitud individualista, la transformación de la ética, el rechazo al cumplimiento de las normas tradicionales, a las nociones totalitaristas y el rechazo de las metanarrativas de la época.

El rock fue una demostración de la transición cultural durante las décadas de los 50 y los 70 y de la crisis de la Modernidad que dio paso a la Posmodernidad y aunque no se puede establecer un momento específico de tal ruptura, podemos encontrar rasgos de la sociedad plasmados en el rock que demuestran que, en oposición con la modernidad, no existe una única verdad ni un solo camino, que no se tiene un camino claro ni algo como el progreso, pues la sociedad se encuentra en condiciones de desigualdad y enajenación, al punto de que no hay sentido y el pesimismo reina en la sociedad. Así predomina el nihilismo en la juventud y la actitud de “vivir rápido, morir joven”. Canciones como “Nowhere man” de los Beatles1 o un ejemplo más actual “Smell like Teen Spirit”, de Nirvana2 son una muestra de la sensación de apatía y alienación que resonaba en esa generación y la sensación de desolación en un mundo indiferente.

He's a real nowhere man
Sitting in his nowhere land
Making all his nowhere plans for nobody
Nowhere man please listen
You don't know what you're missing
Nowhere man, the world is at your command.
(Beatles, 1965)

La Modernidad se opuso a la religión y trató de darle un sentido a la vida a través aspectos como la razón, la verdad, el progreso y la idea de nación. Cuando Nietzsche visibilizó la muerte de Dios, en cierta forma, habló de la muerte de uno de los metarrelatos más importantes en la sociedad. Si Dios muere, entonces ¿qué hay además de Dios? Otro metarrelato fue la razón, que fue defendida por Kant como la principal forma de conocimiento. Sin embargo, resultó que esto no sería así, entonces ¿cómo estar seguros de lo que conocemos si hay diversas formas de conocer? ¿Cuál es el conocimiento realmente válido? Y por último, el progreso, que fue la eterna promesa de la ciencia. Llevar a la humanidad a una mejora constante. Aun así, se crearon armas de destrucción masiva que acabaron con aproximadamente 40 millones de personas. Así que, ¿es progreso aquel artefacto capaz de destruir la vida? Con la Posmodernidad entran en crisis los metarrelatos que le daban a la sociedad un referente, un faro de luz al cual seguir. Las personas se desilusionaron con ese proyecto social por el que los encaminaba la Modernidad y, sobre todo, se cansaron de luchar.

Con la pérdida de los metarrelatos, el rock, que se caracterizaba por la protesta y la fuerza de cambio de la juventud, comienza a acabarse, o más bien, a perder sentido. La sociedad se diversifica, los tiempos cambian y aquellos jóvenes rebeldes crecen. Ya no existen las mismas necesidades sociales y esa colectivización que genera el rock desaparece en una era que es indiferente e individualista.

Lo que se conocía como Verdad se pone en duda: no hay verdad o, por lo menos, no existe una única verdad. Este punto va de la mano con la pérdida de los metarrelatos. Cuando en la Modernidad se pensaba en la Verdad como universal y único, en la Posmodernidad, la verdad comienza a constituirse como un hecho contextual e interpretativo. Incluso llega a plantearse el “todo vale”.

El progreso es uno de los pilares que más se pone en duda. Con la Modernidad, se pensó en el progreso como lineal y ascendente: el fin último sería la perfección de la sociedad. Sin embargo, hechos históricos como la Segunda Guerra Mundial o los crecientes problemas ambientales generados por la producción en masa y el consumismo han hecho replantearse esta idea. No es posible una constante mejora y con la posmodernidad se reconoce que en la historia hay regresos, rupturas, saltos, ramificaciones que no llevaran a un fin último por su complejidad.

En este mismo sentido, el Estado y la nación entran en crisis puesto que ya no es suficientemente vinculante la idea de una nación. Incluso, el mismo rock ya no alcanza para vincular a las personas. The times they are a - changing de Bob Dylan3, crítica al Estado y su papel en el avance social.

Come senators, congressmen
Please heed the call

Aunque se busca la liberación sexual en estas canciones, se tiende a caer en una cosificación de las personas, en particular de las mujeres. Al ser el estándar los lujos y la sexualidad, y que este estándar está propuesto principalmente por hombres, hace común caer en una objetivación del género principalmente mencionado en las letras. Y no solo en estas, también en el material audiovisual con el que comúnmente se acompañan las canciones. Es cotidiano en estas canciones ver a la mujer como un objeto sexual cuyo único propósito es satisfacer al hombre.

Ella quiere sexo, yo bellaquera
Darte como una perra, como una
cualquiera Jalarte por el pelo, agarrarte
por el suelo Usarte como escoba,
aúlla como loba
(Ñejo, 2015, 1:18-1:30)

La famosa canción “La Groupie” muestra de forma clara esta cosificación a la mujer. El transcurso de la canción habla de las “groupies” de forma despectiva mencionando que lo único que buscan es lo sexual. Se muestra cómo no las ven como una persona, relacionando el uso que se le va a dar a la mujer con el que se le da a una escoba para barrer.

Como mencionamos previamente, uno de los pilares característicos del reggaeton es la estética de la ostentación, un estándar que promueve un estilo de vida deseable basado en posesiones materiales y apariencias externas. Estos estándares han influido en la percepción juvenil acerca de a quién idolatrar y por qué motivos hacerlo. Si bien la mayoría de letras lo plantean como un ideal, también hay muchas en las que se plantea una ambigüedad acerca de este concepto, por ejemplo:

Diez en punto de la noche y salgo como de costumbre
Prendas en diamantes que ceguen cuando me alumbre
Me diferencio de la muchedumbre
A mi estilo puede que no te acostumbre'

No sé si irme en el Mercedes o en el Maserati
Modelos extranjeras que me dicen: "papi"
Están tirando al cel, ya me quieren ver (ah)
Seguramente, ya están locas por coger
Bis
Todo es superficial, nada real
Nada raro que el dinero no pueda comprar
Penthouse con vista al mar
Es lo único que tengo pa' poder pasar
(Bad Bunny, 2018, 00:10-00:27)


Este fragmento de “Otra Noche en Miami”, del cantante Bad Bunny6, empieza con el relato clásico del género. Fiestas, diamantes, carros y un autoconcepto muy alto, lo cual daría a entender que este es el mensaje de la canción; sin embargo, mientras va avanzando se ve un poco la otra cara de la moneda. A pesar de que primariamente se trate del desamor, se alude a cómo las posesiones materiales no aseguran una felicidad auténtica y cómo se pueden usar las mismas para cubrir inseguridades o tristezas.
El reggaeton, por otro lado, también cumple con una de las características esenciales de la posmodernidad, el consumismo. Al ser música tan afín con muchos grupos de la sociedad, es un género altamente escuchado y consumido, principalmente por la juventud. Este consumismo se presenta por una masificación de los comportamientos de la audiencia, que para Laura Ceballos7 se da mediante la imitación de las conductas presentadas en las líricas del reggaeton, unificando a los oyentes y quitándoles el pensamiento crítico. La influenciabilidad ya venía desde antes, cuando el consumismo pasó de ser una actividad para satisfacer necesidades básicas a convertirse en entretenimiento y satisfacción por ocio. En el artículo “El sonido de la cultura postmoderna. Una aproximación desde la sociología” de la revista Saberes, se expresa esta idea del consumismo en la música y cómo se ve reflejada la Posmodernidad en ello.

Se produce el paso de una ética del trabajo a una ética del consumo, lo que supone un conflicto entre generaciones socializadas en diferentes patrones de conducta. La música como industria. El consumismo, como hemos visto, se convierte en el patrón de la producción musical. Por tanto, entender la música en la postmodernidad implica comprender la industria musical, sus mutaciones y tendencias” (Cabello and Hormigos Ruiz, pág. 10).

En conclusión, el rock es una de las transformaciones culturales que constituyó la transición de la Modernidad a la Posmodernidad, pues es una muestra de la crítica a las instituciones de poder, el nihilismo y el cambio en los metarrelatos de esa época. Sin embargo, con el pasar de los años, los motivos que originaron este género se han ido diluyendo y han perdido parte fundamental de su origen: la protesta.

Así, han surgido otros géneros musicales como el reggaeton, que aunque retoman estilos musicales, en su mayoría no representan a la juventud irreverente frente a la guerra o la política. Como menciona Ana María Ferreira en la revista Razón Pública, “La Posmodernidad tiene dos caras: permite que un cantante como Bob Dylan sea considerado un exponente de la mejor literatura, pero también eleva a la categoría de “artista” a figuras del espectáculo como Maluma.” ¿Cómo discernir las diferencias?

Glosario 1 Los Beatles fue un grupo de rock británico creada durante 1960, y es una de las bandas más influyentes en la historia de la música.
2Nirvana, banda formada en Washington de 1987, conocida por hacer grunge, un subgénero del rock.
3 Robert Allen Zimmerman, conocido como Bob Dylan, es un cantante y compositor de rock y folk estadounidense nacido en 1941. Fue el primer músico ganador del premio Nobel de literatura en el año 2016 por “haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición de la canción americana” según la Academia Sueca y la asamble del Nobel y se convirtió en un modelo a seguir de los jóvenes de la década de los 60 's por sus letras en contra del capitalismo, la desigualdad y la guerra.
6 Bad bunny, reconocido cantante de reggaeton puertoriqueño.
7 Ceballos Laura “El Reggaetón y sus efectos en la conducta de los adolescentes”, Revista Creación y Producción en Diseño y Comunicación, Año VII, Vol. 32, Universidad de Palermo, Argentina , 2010


Biliografía

  • Vidal, F. (s/f): Símbolo y simulacro: una contradicción interna. Edu.co. Recuperado el 10 de septiembre de 2023, de https://tinyurl.com/3uuy5xdx
  • Imaginario, A. (2018, noviembre 15): Posmodernidad. Cultura Genial. https://tinyurl.com/3y6hk7s7
  • Bob Dylan – Talkin’ World War III Blues. (s/f). Genius. Recuperado el 19 de septiembre de 2023, de https://tinyurl.com/4fsb4hef
  • Ferreira, A. M. (2017, enero 22): De Bob Dylan a Maluma: la música como literatura y los límites del arte. Razón Pública. https://tinyurl.com/ex94bpuk
  • Hispánica, D. en F. (s/f). Universitat Autònoma de Barcelona. Core.ac.uk. Recuperado el 19 de septiembre de 2023, de https://tinyurl.com/4wuds7tr
  • Simone Luci Pereira y Thiago Soares: “Reguetón en Cuba: censura, ostentación y grietas en las políticas mediáticas”. Palabra clave, revista de comunicación, Vol. 22 Núm. 1, Universidad de la Sabana, Colombia, 2019, p.9 disponible en https://tinyurl.com/djcnesh6
  • Ceballos, Laura: “El Reggaetón y sus efectos en la conducta de los adolescentes”, Revista Creación y Producción en Diseño y Comunicación, Año VII, Vol. 32, Universidad de Palermo, Argentina, 2010
  • Cabello, Antonio Martin, and Jaime Hormigos Ruiz: “EL SONIDO DE LA CULTURA POSTMODERNA. UNA APROXIMACIÓN DESDE LA SOCIOLOGÍA.” Revista de estudiosjurídicos, económicos y sociales, vol. 2, 2004, https://tinyurl.com/52xp5pcz. Accessed 2023
  • Espinosa, Osmani: “Reguetón en Cuba: censura, ostentación y grietas en las políticas mediáticas.” scielo, 2019, https://tinyurl.com/djcnesh6. Accessed September 2023.
  • Admin: “El rock, de la modernidad a la posmodernidad.” Revista Spoiler, 2022. Revista Spoiler, https://tinyurl.com/49np9khy. Accessed 2023.